Saltear al contenido principal

¡MASTICAR, MASTICAR, MASTICAR! ¡Despacio!

¡MASTICAR, MASTICAR, MASTICAR! ¡Despacio!

¡Tienes razones claras y justificadas para hacerlo! Aquí te damos algunas:

masticar-segundos-adelgaza-- (2)

Necesitamos masticar bien para que nuestro cerebro se entere que estamos comiendo y lo que estamos comiendo.

Si masticamos cada bocado sin sobrecargar nuestra boca, y masticamos hasta deshacer el bocado, de esta manera se logra:

  1. Impregnar todo el bolo alimentario de las enzimas digestivas presentes en la saliva para empezar una adecuada digestión.
  2. Las papilas gustativas perciben cada uno de los sabores de forma completa y es más fácil precisar incluso los componentes de cada bocado.
  3. No necesitamos ingerir líquido para tragar.

De este modo le damos los 20 minutos necesarios requeridos por tu estomago para enviar la señal de saciedad al cerebro, y así terminar de comer con saciedad y evitamos sobrecargar el estómago. Además es el tiempo necesario para que el eje hormonal que va entre intestino-páncreas-cerebro realice su función contra reguladora para el uso óptimo de los nutrientes contenidos en esos alimentos y estos se transformen en energía o en grasa.

Una estrategia útil es soltar los cubiertos en cada bocado y no volver a tomarlos hasta no haber tragado el bocado que se tiene en la boca.

La invitación es a masticar más para aprovechar mejor sin sobrecargar nuestro estómago. ¡Atentos!

Dra. Omidres Pèrez.
Internista/Endocrinóloga/Terapeuta
MeTTAS
¡EQUIPO ILACOT!