Saltear al contenido principal
Email: ilacotquito@gmail.com | Móvil: +593 99 657 7004 (whatsapp) |

La leche y sus peligros

LA VERDAD ACERCA DEL CONSUMO DE LA LECHE
Lic. Richard Lopez Casanova

(01) La leche de vaca es uno de los alimentos que mayormente se consumen en todo el mundo. La demanda a nivel mundial de este producto exige que la producción del mismo sea cada vez mayor, con el trabajo acelerado de los seres vivos de donde proviene este alimento. Las vacas.

(02) Cada mamífero se alimenta en la primera etapa de sus vidas, de la leche de su propia especie.

(03) El ser humano es el único ser vivo que se alimenta de la leche de una especie diferente.

(04) Cuando un becerro nace, se establece un agradable vínculo entre la madre y la cría, lo que favorece a la calidad de leche que consumirá el ternero durante sus primeros meses de vida.

(05) Para fines comerciales, la vaca es separada de su cría de pocos días de nacida. Ello produce una gran tristeza en la vaca lo que influye en la producción y calidad de la leche.

(06) La leche es consumida en todas las edades.

(07) LA ESCLAVITUD DE LAS VACAS

(08) ¿Por qué no consumir leche de vaca? La leche de vaca aumenta los niveles en sangre de IGF-1 un factor del crecimiento que se asocia al incremento de células cancerosas; por lo que se asocia a varios tipos de cáncer, tumores y quistes. Sobre todo cáncer de mama, de colon y de estómago.

(09) La caseína es la proteína de la leche, que en el tracto digestivo se descompone en sustancias derivadas de la morfina (droga altamente adictiva), por ello tiene efectos sedantes y posibles efectos negativos en la estabilidad emocional.

(10) El consumo de la leche de vaca y sus derivados, parece estar ligado a diversos trastornos del sistema reproductor de la mujer, entre ellos tumores y quistes ováricos y secreciones e infecciones vaginales. También está relacionado con los espasmos menstruales y los flujos excesivamente abundantes.

(11) Por su rico contenido en proteínas animales y fósforo, favorece la acidez metabólica. Algunos estudios, según los especialistas, muestran que la leche de vaca disminuye el pH de la sangre (acidez), pudiendo provocar la salida del calcio de los huesos hacia la sangre, lo cual se asocia con la aparición de piedras y cálculos renales.

(12) A diferencia de lo que se dice y nos han hecho creer durante años; La leche es un alimento que consumido en grandes cantidades se constituye como un elemento «roba calcio», es decir descalcifica los huesos. Totalmente contrario a lo que manejamos como información.

(13) La Leche reduce el hierro en los niños pequeños. Es por esto que en 1993, la Academia Nacional de Pediatría de los Estados Unidos publico un comunicado oficial expresando que en su opinión, ningún niño debería de beber leche animal antes de los 18 meses de edad. De igual manera, contribuye a la carencia de ácidos grasos esenciales y Vitamina E.

La leche animal estimula al cuerpo a producir mucosidad. Es por esto que cuando se sufre de un resfriado los doctores recomiendan no tomar leche.

(14) La leche animal esta llena de bacterias. Por lo tanto es un excelente medio para hacer que las bacterias crezcan en el cuerpo. Es por esto que los niños que no toman leche animal o productos lácteos de procedencia animal, no se enferman tan seguido, sufren de menos caries y de infecciones de oído. La pasteurización utilizada por la industria de la leche generalmente dura 15 segundos. Sin embargo, para que las bacterias malas de la leche se inactiven, es necesario que el proceso dure por lo menos 15 minutos.

(15) La Caseína, es una proteína presente en la leche y es utilizada para manufacturar pegamento, produce en un gran número de niños, que los tejidos blandos se hinchen. Estos tejidos blandos se encuentran comúnmente en la garganta, cavidades nasales y senos paranasales. Cuando estos se encuentran inflamados, se presentan dificultades para respirar.

(16) El beber y consumir productos lácteos esta asociado con varias enfermedades como, diabetes, esclerosis múltiple, del corazón, de Chron, síndrome del intestino irritable y hasta cataratas.

(17) La leche contiene cantidades anormales de antibióticos ya que los granjeros se los inyectan a las vacas para evitar que estas cesen la producción de leche por enfermedades en las ubres.

(18) Conviene saber también que la leche Animales y productos derivados contiene cantidades excesivas aproximadamente 59 tipos diferentes de hormonas -pituitarias, esteroideas, adrenales, sexuales, etc.- Además, niveles elevados de esa hormona, unidos a otros tóxicos, se consideran hoy causa de la aparición de diversas enfermedades degenerativas.

(19) La leche contiene grandes cantidades de grasa, la cual tapa las arterias incluso de las personas jóvenes.

(20) El azúcar en la leche (lactosa) es muy difícil de digerir ya que cuando una persona llega a la edad de dos años, los intestinos elaboran menos lactasa, una enzima necesaria para absorber y digerir la lactosa. Esta disminución en la producción de lactasa en los humanos sucede cuando ya no es necesaria la ingestión de leche materna para el crecimiento. Cuando consumimos leche o productos lácteos animales, es muy probable que la lactosa se fermente en los intestinos causando problemas digestivos como hinchazón, gases y otras dificultades serias.

(21) La leche animal contiene una perfecta combinación de minerales designados para ayudar a madurar al sistema digestivo de sus crías. Este sistema digestivo les permitirá digerir correctamente los nutrientes del pasto y hierbas. Las vacas cuentan con un estomago configurado por cuatro cámaras y regurgitan, mastican y tragan sus alimentos varias veces antes de digerirlos. Tienen un aparato digestivo muy diferente a los humanos y por lo tanto tienen diferentes necesidades. Cuando consumimos leche, estamos ingiriendo los minerales y químicos que las vacas necesitan en su sistema y como nuestras dietas son diferentes, estos químicos y minerales perturba nuestra digestión y afecta la absorción de los nutrientes presentes en nuestras dietas.

(22) La leche ocupa un lugar alto en la lista de productos causantes de alergias y sensibilidad. Se ha demostrado que afecta el comportamiento, sueño, concentración y incluso enuresis.

(23) La leche por si sola o cuando se combina con gluten (presente en los granos) se asocia con el autismo. Cuando se sospecha de alguien que padece el Síndrome de Intestino Permeable, se le recomienda una dieta libre de lácteos y gluten.

(24) Los niños discapacitados que sufren de problemas neurológicos tales como Autismo, Síndrome de Down, problemas de aprendizaje y lesiones cerebrales son especialmente vulnerables a los lácteos. Ciertas proteínas presentes en la leche animal, como la caseína y la del suero de leche aparentemente irritan el sistema nervioso de los humanos, provocando que estos problemas neurológicos se agraven en los niños. Es por eso que si no se toma leche o lácteos, los programas de rehabilitación producen mejores resultados, comparados con los que si los toman.

(25) Estudios han comprobado que el consumo de hormonas, colesterol y la grasa encontrada en la leche animal hace que una persona sea más probable a desarrollar acne y arrugas en la piel.

(26) Personas de descendencia Asiática, Africana, Hispana o del Sur de Europa son especialmente vulnerables a los problemas asociados con el consumo de leche. Esto explica el por que la mayoría de los países del mundo no toman leche.

(27) La leche es una de las sustancias que contienen más dioxinas. Contrario a lo que se creía, las Dioxinas en la leche y los quesos son diez veces más propensas a producir cáncer. Durante el verano de 1999 la industria de la leche en Bruselas cerró por un mes debido a que la leche contenía 100 veces mas los niveles recomendados de dioxina.

(28) La leche contiene sangre animal. Las máquinas ordeñadoras provocan heridas en los pezones de la vaca que sangran y esta sangre va a la leche.

(29) La leche contiene Pus. Las reglas del departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) estipulan que la leche es anormal y no se debe de ingerir si contiene más de 200,000 células blancas muertas por mililitro.

(30) La leche es asociada con el cáncer de próstata en los hombres. Los riesgos aumentan un 30% si se consumen de dos a tres porciones al día. Las mujeres que toman productos lácteos aumentan sus riesgos de contraer cáncer de ovario hasta en un 66%.

(31) El consumo de leche y los quesos se asocia con el Asma. Cuando los humanos consumen la proteína Caseína (utilizada para crear el pegamento que adhiere las etiquetas en las botellas de cerveza) producen histamina y después moco. Si los bronquios se llenan de esta sustancia se producen dificultades al respirar.

(32) Los niños que toman mucha leche y consumen mucho queso seguido carecen de Zinc.

(33) La leche es alta en colesterol, el cual produce

(34) Las historias asociadas al calcio y el consumo de leche es en su mayoría un mito creado por la industria de la leche, quien en su campañas de publicidad dicen que la leche de vaca contiene grandes cantidades de calcio. Estratégicamente también dicen que necesitamos calcio. Estas dos afirmaciones son ciertas, sin embargo, no dicen que el consumir leche nos provea de este calcio, esto es por que en realidad no sucede así. El calcio en la leche se combina con otros minerales, que se encuentran en cantidades excesivas en la leche animal, formando una molécula la mayoría de las veces muy grande para ser absorbida por el intestino humano. En áreas del mundo donde no se consume leche, las enfermedades asociadas con la falta de calcio son casi inexistentes. La osteoporosis y ateroesclerosis son muy raras en culturas donde el consumo de leche es limitado. De hecho, estudios recientes sugieren que la leche y el queso en realidad puedan ser los causantes de la osteoporosis ya que las altas cantidades de proteínas en los lácteos provocan que el calcio se separe de los huesos.

(35) La regulación de la presencia de Vitamina D en la leche, es muy mal regulada. Recientemente, se encontró que en 42 muestras solamente el 12% contaban con la cantidad prometida de vitamina D. también se han estudiado 10 muestras de formulas infantiles. 7 de ellas contenían el doble de cantidad de vitamina D anunciada. Una incluso tenía 4 veces más. La Vitamina D es toxica en cantidades de sobredosis.

(36) El tomar leche podría contribuir en la fractura de huesos. En un estudio de 78,000 mujeres hecho durante un periodo de 12 años, la leche no redujo el riesgo de fracturas. De hecho, las mujeres que tomaban leche tres veces al día tuvieron mas fracturas que las que rara vez lo hacían.

(37) Otro factor importante es el colesterol. El riesgo de enfermedades cardiacas y de circulación. 8 onzas de leche equivalen a 14 piezas de tocino. Es esto lo que desea para usted o sus hijos? Es su opción. Un vaso de leche equivale a 35mg de colesterol. 4 piezas de tocino equivalen a 30 mg.

(38) Otros de los efectos asociados con el consumo de leche animal incluyen diarrea y estreñimiento, especialmente en los jóvenes.

(39) El consumo de leche animal puede también estar asociado con el Síndrome de Muerte Súbita Infantil y la enfermedad de Esclerosis lateral Amiotrofica (Enfermedad de Lou Gehrig).

(40) La leche es un buen conductor de veneno. Un estudio que reviso casos de envenenamiento en Inglaterra y Gales entre 1992 y 1996, 20 de estos casos estaban asociados con el consumo de leche y sus derivados.

(41) La composición química de la leche de vaca es absolutamente perfecta para nutrir a un ternero. Provee con los nutrientes exactos para hacer que la vaca sea nutrida perfectamente y le ayuda a desarrollar su sistema digestivo e inmune. La leche humana es igual de perfecta para los bebes. Si le diéramos leche humana a un ternero, sufriría de mal nutrición y se enfermaría en muy poco tiempo. Claro esta que cualquiera pensaría que hacer esto es algo ridículo. Sin embargo, ¿es esto mucho más ridículo que el alimentar a nuestros niños con leche y derivados no humanos?

¿Necesitamos realmente la leche de vaca?

(01) La leche es digerida y aprovechada adecuadamente antes de los dos años de edad después de ese tiempo es totalmente innecesaria Es decir, la leche materna, con lo que queda claro que la leche de vaca no es para consumo humano.

(02) Calostro. Las primeras gotitas de leche materna que recibe tu bebé juegan un papel muy importante en su desarrollo y el de su sistema inmunológico. Esta leche de apariencia entre blancuzca y amarillenta se llama calostro, y es rica en nutrimentos y anticuerpos que tu bebé necesita justo después de nacer. Diez beneficios de la lactancia materna El calostro contiene una sustancia llamada inmunoglobulina A secretora, la cual forma una capa protectora sobre las membranas mucosas en los intestinos, nariz y garganta de tu bebé, precisamente las partes más susceptibles a virus, bacterias e infecciones.

(03) Previene el síndrome de muerte súbita infantil. A pesar de que la causa de la muerte súbita infantil aún no se conoce a ciencia cierta, las estadísticas sobre lactancia materna apuntan a que los bebés que toman leche materna tienen un riesgo entre 60% y 73% menor de sufrir este síndrome.

(03) El alimento ideal. La leche materna ofrece la combinación ideal de nutrimentos para el bebé, incluyendo las vitaminas, proteínas y grasas que necesita. Además, su composición cambia conforme crece el bebé, de modo que satisface las necesidades en sus diferentes etapas de desarrollo. En algunos casos, tu bebé puede requerir suplementos de vitamina D y hierro, en cuyo caso tu médico te lo haría saber.

(04) Defensa contra riesgos en su medio ambiente. La lecha materna contiene anticuerpos que le ayudan a tu bebé a combatir diferentes tipos de virus, bacterias e infecciones. Pero aún más importante, debido a que provienen de la madre, los anticuerpos que se transmiten son específicamente aquellos que le permiten combatir los peligros a los que tu bebé está expuesto en su medio ambiente. Ninguna fórmula podría brindar este beneficio personalizado. Por eso –y con mucha más razón– si estás enferma con un virus leve, debes amamantar a tu bebé, pues lejos de contagiarlo le transmites las defensas que tu cuerpo ha creado para combatirlo (a menos que tu médico lo contraindique, por supuesto).

(05) Bebés más saludables. Los bebés que se alimentan con lecha materna exclusivamente durante los primeros seis meses de vida tienen menos infecciones en el oído, enfermedades respiratorias (incluyendo asma), y molestias digestivas e intestinales. En general, los bebés que toman leche materna también tienen menos visitas al médico y hospitalizaciones.

(06) Mayor coeficiente intelectual. La lactancia materna también podría estar vinculada con un mayor nivel de coeficiente intelectual y mejor desarrollo de algunas destrezas. El estudio publicado en la revista Obstetricia y Ginecología señala que los bebés que empezaron a comer otros alimentos desde los cuatro meses (en lugar de los seis meses de lactancia exclusiva recomendada por la ACOG , OMS y AAP ) duraron más en aprender a gatear y caminar que quienes tuvieron lactancia exclusiva hasta los seis meses. Y al alcanzar los seis años de edad, los niños que tomaron leche materna el tiempo recomendado obtuvieron 7,5 puntos más en una prueba de coeficiente intelectual verbal. Aunque existe controversia sobre la certeza de este beneficio, los expertos están de acuerdo en que daño no le hace.

(07) Prevención de alergias. Los bebés alimentados con leche materna también sufren menos alergias a alimentos, factores ambientales y en la piel. Según La Liga de la Leche , la lactancia materna previene las alergias por dos razones principales: (1) el bebé está expuesto a menos alérgenos en los primeros meses de vida, que es la etapa más susceptible y (2) la cubierta protectora que ofrece el calostro evita que potenciales alérgenos penetren el sistema del bebé. La lactancia materna es de vital importancia si la familia del bebé tiene historial de alergias.

(08) Leche materna es más fácil de digerir. Esto previene incomodidades en el bebé relacionadas con su insipiente sistema digestivo, incluyendo diarrea, estreñimiento y cólico. Además, el cuerpo de tu pequeño puede aprovechar mejor los nutrimentos en la leche materna.

(09) Previene obesidad. Como la leche materna contiene la nutrición exacta que tu bebé requiere y la cantidad consumida es auto regulada, tu pequeño tiene mejores probabilidades de aumentar el peso justo y comer únicamente la cantidad necesaria. Este beneficio se prolonga hasta la adolescencia y vida adulta.

(10) Beneficios a largo plazo. La nutrición en las primeras etapas de la vida del bebé es determinante en el desarrollo del sistema inmunológico del bebé. A largo plazo, la leche materna te ayuda a proteger a tu bebé contra algunos tipos de cáncer infantil, diabetes, presión arterial elevada, altos niveles de colesterol y enfermedades en los intestinos (Chron y colitis ulcerosa).

(11) Una pronta recuperación postparto. La lactancia materna ayuda a incrementar los niveles de la hormona oxitocina , la cual te ayuda a reducir el sangrado postparto y a contraer tu útero, para que tu cuerpo vuelva a la normalidad más pronto. Protección contra depresión postparto. La hormona oxitocina también se relaciona con el surgimiento de sentimientos positivos, como amor, apego y felicidad. Niveles elevados de esta hormona durante la lactancia materna te hacen menos propensa a padecer depresión postparto, y de paso te ayuda a establecer el apego materno con tu bebé. Beneficio para tu sistema óseo, prevención de fracturas, osteoporosis y artritis Beneficios de la lactancia materna en la madre lactante Menor riesgo de padecer algunos tipos de cáncer. Las madres que han dado de mamar tienen menores posibilidades de padecer cáncer de los ovarios, útero y de mama. Más tiempo sin tu menstruación. La lactancia materna pospone la ovulación. Las madres que dan de mamar de forma exclusiva tardan meses en menstruar nuevamente, en algunos casos, hasta más de un año. Mayor reserva de hierro. Debido a que no tienes la menstruación por meses, tu cuerpo mantiene mayor nivel de hierro (durante la menstruación pierdes tus reservas). Esto previene la anemia y mejora la calidad de tu leche materna.

(12) Efecto anticonceptivo. La lactancia materna retrasa la ovulación, y por tanto es entre 98% y 99% efectiva para prevenir embarazos en los primeros seis meses postparto, lo que le permite a tu cuerpo recuperarse del embarazo. Precio. La leche materna es gratis y el precio de la fórmula de bebé es bastante alto. En un año, dar de mamar te puede ahorrar entre $54 y $198 por mes (según la marca que utilices). El monto total puede ser de más de $2.300 al año en fórmula. A esto debes sumarle los biberones, agua esterilizada, y demás implementos que utilizas para preparar la leche artificial y mantener los artículos necesarios. Peso. Dar de mamar consume entre 450 y 500 calorías al día, lo que te ayuda a perder peso más rápidamente después del embarazo. No hace falta preparación. La leche materna está siempre lista y disponible. No requiere preparación ni recipientes especiales, siempre está a la temperatura ideal y tu bebé decide la cantidad que necesita.

¿Que leche entonces podemos tomar?

Leche de soya y sus derivados, Leche de almendras y sus derivados, Leche de alpiste, Leche de coco, Verduras ricas en calcio. El calcio que necesitamos y que nuestros hijos necesitan lo podemos obtener de la misma naturaleza sin necesidad de recurrir a la leche de vaca. Feliz vida libre de lácteos